De volta ao passado

HERENCIA PUELCHE
Marco A. de Oliveira

“Pois que não vim para explicar enquanto puder confundir”. As inquietações da alma humana não costumam digerir o que lhes cobre, haja vista que sequer captam o que está por trás do véu das aparências.
Os corvos flutuam entre as nuvens ao sabor do vento, enquanto o remanescente de herança puelche percorre a terra ventaneira do árido pampa argentino. As correntes de vento que sobrevoam a cordilheira costumam aquecer-se à tenacidade quase insuportável da placidez pampeana. Tão rasa, onde o velho ombú se oferece como apanágio e em troca desafia a suportabilidade em sua sombra vaga às noites de lua.
Meu avô materno...
...“el negro” decía... A cruzar con las rubias porqué las morochas yá las conozco bién. Viejo querido! Mi abuelito – hombrecito de talle chico, de pocas palabras y mucha sabiduría – traducía con terna simplicidad las cosas que pertenecen al pasado. Ya lo sé mi viejito que las mujeres son hechiceras y el tiempo las hará dueñas de la segunda mitad del siglo. Qué remedio?... No hay como luchar contra una bruja o mismo una brujita, por chaparra que la sea. Tal vez, de tan chica hará algo tan más prodigioso. Entonces – si no la deseas – te queda apartado de ella. Un día la comprenderá que su dulce veneno hay que tragarlo otro, tan más merecedor de eso. Así hay que seguir caminando y volando, cambiando el paisaje tan igual, sólo a esperar la noche. Y cuando la llega... hay una magía rubia con ojos brillantes, tan negros como la media noche, a vagar a mi espera... sobre la pampa sin luna, sin brillo que pueda apagar sus deseos de mujer hechicera blanca que le gusta la nieve cordillera y la niebla trahida de los Andes. Al revés de mi plumero negro de cuervo, de alas sucias de la polvareda, de pico a sangre por los jirones de carne que matan mi hambre a los días tristes que pasan sin volver. Y con una ráfaga suroeste que de suavecita se hará tremenda, el cuervo y su rubia harán amor entre los tréboles y la arena. La tomaré con mis alas y ella me aguzará los sentidos para que la hace de mí, mismo delante una tempestad. Y su volupia de bruja a mirar el oscuro de mis ojos y yo a cambiar miradas con sus ojos tan negros a contrastar con su blanca piel, hasta que el cansancio de su gozo se oculté al cesar de los chaparrones. Cuervo, mago y prisionero de mí, me ubicaré silente a verla adormecer a mi lado. A cumplirse la profética caminada a su tiempo. La bruja blanca – al despertar – será solamente una jovencita, tan inofensiva tal y cual una niña. Cuanto a mí, seguiré mi hado, mi camino a buscar los jirones y las pocas frutillas de siempre, a matar la hambre hasta cesar los días en este plan. A ver tan menos afuera y tan más adentro, como si fuíse una benedicta maldición de la vida.
Y vos... no leíste mi relato porque te deja lerdo? O te ocultás de mí porque te pongo tonto?... Tú, tan fuerte y imponente ser de la naturaleza dicha humana, te dejas llevar por este pobre cuervo?... No! Tienes tanto poder por la plata que te acumulaste en la vida, por tus amigos de ocasión, por tu sabiduría al negociar tu camino en cambio de la suerte de tenerte todo. Mientras amigo viejo te lo digo... no hay diferencias entre un cuervo chico a matar su hambre y un paisano que se ha dado bién cercano de las riquezas materiales. Delante el destino todos somos uno. Como un matecito, la vida sorbe poco a poco los tesoros de la tierra y llevará a los hombres. Tal vez, al final, sólo les restará como rescoldo... un cuervo y el viento puelche. Así, no te lastimes con una charla que no interezca. Tampoco escarnezas de mí por ser tan feo a tus ojos. Solamente dejame pasar, para que la noche no venga cual una ráfaga sorprendente. Entonces, al invierno caduco y chocho, ni el viejo ombú nos podrá abrigar.
“No retruques al viento, porque es sabio y lleva en sus alas la suerte o la muerte.”

 

 

 
 
 

© 2019 - Jornal do Turfe Ltda.
Copyright Jornal do Turfe. Todos os direitos reservados. É proibida a reprodução do conteúdo desta página
em qualquer meio de comunicação, eletrônico ou impresso, sem autorização escrita do Jornal do Turfe.