MOURINHO ES HIJO DE INVASOR

El carácter internacional del Gran Premio Criterium Potrancas (G.2) obliga a un tratamiento diferencial, pero, en la práctica, formó un “tridente ofensivo” invaluable para el domingo de calidad que se vivió en Maroñas.
Así como en aquella prueba Astrid (The Leopard) se graduó como la indiscutida mejor dos años del medio, en el Gran Premio Criterium Potrillos (URU-G.2) idéntico título, pero entre los machos, se agenció Mourinho, hijo del crack Invasor y criado por el Haras Cuatro Piedras.
Ratificando todo lo bueno que había mostrado hace algunas semanas en el Campeones Juvenile, cuando cedió en el disco ante Sócrates (Honour and Glory), ahora encontró la tan buscada consagración mezclando su guapesa con la ausencia del invicto, que quedó fuera de carrera horas antes al descubrírsele un chip en una rodilla.
Dándole un “doblete de Criteriums” al jockey Nicol Romero, el pupilo de Néstor Chavez y que representa a la caballeriza Joaquín, Rocío y Nicolás, fue un canto al coraje, luchando por la punta desde la partida y resistiendo en el derecho todos los embates que surgieron por parte de sus rivales hasta alcanzar la meta con medio cuerpo de ventaja sobre Nathan (Agnes Gold), con Nakom ( A Little Warm) a la cabeza en tercero. Su tiempo de 1’23”36/100 fue exactamente igual al establecido un rato antes por Astrid.
La fecha se completó con el Clásico Reapertura Hipódromo Nacional de Maroñas (1.000m, arena), donde la veteranísima Sub Princess (Subordination) consiguió terminar arriba por segunda temporada consecutiva ganándole por 2 cuerpos a Olha Bem (Top Hat), mientras el 2 años Ilustre Posse (Posse) era notable tercero.

 

 

 
 
 

© 2020 - Jornal do Turfe Ltda.
Copyright Jornal do Turfe. Todos os direitos reservados. É proibida a reprodução do conteúdo desta página
em qualquer meio de comunicação, eletrônico ou impresso, sem autorização escrita do Jornal do Turfe.